El paso de Android a iOS

Yo me inicié en el mundo de Android hace más o menos unos tres años, con un Samsung Galaxy S3 Mini. Tras este Galaxy S3 Mini, han pasado por mis manos un Samsung Galaxy S4 y un LG G2. He estado contento con todos los móviles Android que he utilizado. El último terminal Android que utilicé fue el LG G2, que tenía rooteado y con una magnífica Custom ROM basada en Android 6.0 Marshmallow instalada.

Por esos tiempos, más o menos hace un mes y medio, yo ya me estaba planteando cambiar de plataforma, pero cuando se le estropeó la batería a mi G2 y me pidieron 100€ por reemplazarla, me di cuenta que era el momento para hacer el cambio. Me decanté por un iPhone 6 que encontré muy barato, e hice el cambio.

La transferencia de archivos, contactos, etc

Esto, viniendo de un terminal Android, me resultó bastante sencillo. Tenía sincronizados los contactos con mi cuenta de Google, por lo que nada más configurar el correo electrónico, todos mis contactos se transfirieron al iPhone.

En cuanto a las fotos, tampoco hubo ningún problema, ya que las tenía todas sincronizados en OneDrive.

La música no me hizo falta transferirla de un terminal a otro. Yo utilizo Spotify, por lo que no tengo ningún problema en escuchar mi música preferida en cualquier dispositivo.

La experiencia al utilizar un iPhone después de un LG G2

iOS es un sistema operativo muy ligero y optimizado, y se nota. El iPhone 6 es un terminal mucho menos potente que el LG G2, pero funciona muchísimo más fluido gracias a un sistema operativo muy bien optimizado, y a su procesador con arquitectura de 64 bits.

Sí, Android es mucho más personalizable que iOS, pero en el periodo de cerca de dos meses que he estado con el iPhone, no he echado esto de menos. El box de aplicaciones está presente en un gran número de terminales Android, pero en iOS no existe; tampoco he echado de menos este “complemento”, ya que en mi terminal Android tenía todas las aplicaciones que utilizaba repartidas en dos pantallas de escritorio.

La diferencia de tamaño entre los dos terminales

iPhone 6 vs LG G2

El LG G2 es un terminal con una pantalla de 5’2 pulgadas, que frente a las 4’7 pulgadas de la pantalla del iPhone 6, es bastante grande. Los primeros días utilizando el iPhone, notas la diferencia de tamaño entre los dos terminales, pero cuando te acostumbras; te das cuenta de que el tamaño de la pantalla del iPhone es el ideal, ya que llegas a cualquier parte de la pantalla utilizando una sola mano. También se nota el paso de la resolución FULL HD del LG G2 a el poco más de HD del iPhone, pero a pesar de eso, se ve muy bien y se puede consumir contenido multimedia de forma muy correcta.

Mi opinión

Yo ya estaba un poco quemado de Android, y estoy muy satisfecho con el cambio, no siento la necesidad de personalizar mi dispositivo, ni tampoco de agrupar mis aplicaciones en el box.

En general, recomiendo efectuar el cambio de plataforma a todo aquel que quiera experimentar con otros sistemas operativos.

¿Tienes alguna duda sobre algún aspecto al cambiar de plataforma o quieres comentar algo?

Si es así, comenta u opina en Twitter utilizando el HG #YoLeoAppleros y mencionando a @Appleros1, o a mi cuenta personal, @kiko_hernandezp.

Kindle Oasis, siente la lectura