NARCOS: Análisis de los 5 primeros capítulos

Hoy, en Appleros, os traemos en primicia el análisis y nuestra humilde opinión de los cinco primeros capítulos de la tercera temporada de Narcos. Hace poco, escribimos este otro artículo en el que os contábamos toda información de Narcos hasta entonces. Pero ahora… ahora venimos más cargados.

Por Moisés López

nct3_zmav

Lo primero que nos encontraremos en esta tercera temporada será a un Javier Peña arrepentido, el cual tras ser bien recibido en su ciudad natal, Laredo, decido volver a Cali. A continuación, nos presentará a los que mandan en el cartel de Cali:

  • Gilberto Rodríguez: Líder del cartel de Cali.
  • Miguel Rodríguez: Hermano de Gilberto y el cerebro del cartel.
  • Pacho Herrera: el sicario, el que dirige las relaciones con México y la distribución internacional.
  • Chepe Santacruz Londoño: El encargado de la zona de Nueva York

Javier Peña, nos muestra el cartel de Cali como el cartel de cocaína más grande de la historia.
Al llegar a Cali, conocerá a dos agentes, los cuales harán de ayudantes haciendo de contrapunto de los políticos y policías colombianos. Pronto nos encariñaremos con ellos.

Aunque los guionistas han intentado hacernos olvidar de la sensación que causaba Escobar cada vez que aparecía en nuestra pantalla, ya que cada uno de los padres fundadores de Cali tienen sus problemas internos y sus propios intereses, han caído en tramas repetitivas y clichés. También hay algunos momentos algo absurdos en los que los guionistas intentan mostrar la supremacía del cartel de Cali, veáse el salón de belleza.

Si echamos una vista atrás, recordaremos al Agente Steve Murphy, el cual, con su voz en off, nos contaba el contexto de la historia. Bien, pues ahora es el turno de Javier Peña, él será nuestros ojos; aunque ya no se contextualizará tanto, ya que nos contaron parte de la historia anteriormente.
Si bien es cierto que la primera temporada empezó con un ambiente de acercamiento, de miedo y casi de fascinación por todo lo que logró Escobar, ahora el tono de la serie ha madurado, adquiriendo un tono más frustrado, oscuro y cansado.

En conclusión, la serie sigue en su línea correcta, a pesar de haber perdido a su mejor personaje. Desde mi humilde opinión, habría acabado bastante satisfecho si la serie hubiese acabado en la segunda temporada, pero después de ir un paso más allá y decidir continuarla contando la historia del cartel de Cali, va a ser difícil mejorarlo.

¿Y vosotros? ¿Qué pensáis de la tercera temporada? Comentad con #YoLeoAppleros y no olvidéis mencionarnos @Appleros1

Kindle Oasis, siente la lectura